viernes, 11 de febrero de 2011

Alcoholismo


Viernes por la noche, el  momento  de la semana más esperado por muchos jóvenes. Durante la semana son estudiantes, trabajadores en supermercados y fabricas y al llegar la tarde del viernes comienza la transformación: una ducha, la ropa de salir y comienza la procesión por los bares del barrio para” entrar en calor”.
                Más del tercio de los adolescentes españoles entre 15 y 19  años beben habitualmente alcohol en sus salidas de fin de semana según un reciente estudio del Instituto de la Juventud.

                El aumento de los bebedores entre la gente joven es claro: en los últimos años se ha duplicado el número de chavales que consumen una cantidad equivalente a cinco litros de cerveza cada fin de semana. Con cuatro al día uno se sitúa en la zona de riesgo en el consumo de alcohol. Es una droga que genera dependencia física y psíquica. Es un tóxico y da igual que se mezcle o no. Lo importante es la cantidad de etanol que se consuma. Pero el peligro es mayor para la mujer ya que su organismo tiene una menor capacidad de metabolización al producir menos cantidad de enzimas en el estómago.
                La cerveza es la “reina de las barras”, pero los combinados con bebidas de alto grado de alcohol (35 grados o más) son muy frecuentes también. El problema es el abuso que se está haciendo de esta sustancia y los graves problemas que esta situación puede crear en los jóvenes. La urgencias también han notado un ascenso de borracheras entre los adolescentes: durante los fines de semana y en ciertas fechas como la Navidad cuando se dan cuenta de que no reaccionan a los trucos caseros del café con sal o la ducha fría, o la propia policía que desgraciadamente se los encuentra tirados por la calle.
                Los comas etílicos y las intoxicaciones graves, sin embargo, no son lo más preocupante, según los expertos. Son precisamente los que menos beben o de forma más esporádica los que cogen esas borracheras. El problema fundamental es llegar a la dependencia del alcohol, a ser alcohólico. Y no hay que olvidar que el ser alcohólico no significa emborracharse, sino no poder dejar de tomar la dosis que se necesita debido a la dependencia adquirida.

                Normalmente el alcohol viene unido a la velocidad y eso es lo que provoca un incremento de los accidentes y la pérdida de jóvenes en el asfalto principalmente en fines de semana, puentes y otras fiestas.
                El alcohol hoy día es en nuestro país, lamentablemente, la droga mejor vista socialmente y mas tolerada en general lo que da lugar a que se asocie el empezar a beber con el hecho de ser adulto, lo que aumenta el morbo entre los adolescentes.
                La Biblia nos advierte claramente en cuanto al tema de las dependencias a cualquier cosa que nos esclavice o que neutralice nuestra capacidad de ejercer el control sobre nosotros mismos es preocupante.
Glorificad a Dios en vuestro cuerpo
Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo.
Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder.
¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo.
¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne.
Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.
Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
1ª Corintios 6:12-20

                Dios quiere que seamos libres de cualquier dependencia. Quizás conozcas a alguien que bebe demasiado. Es importante mantener la calma e intentar comprender por qué tu amigo ha desarrollado ese problema. Imagínate a ti mismo en la misma situación.


Salvos por gracia
Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,
En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,
entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.
Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,
Aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),
y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
no por obras, para que nadie se gloríe.
Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
Efesios 2: 1-10

                Observa lo vacía que puede estar la vida sin Dios y lo que Dios hizo para llevar a los seres humanos a una nueva vida espiritual. Más adelante en la misma carta nos dan este consejo:
No os emborrachéis, pues esto al desenfreno: al contrario, llenaos del Espíritu Santo
Efesios 5:18

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada